Por Emilio Zebadúa 

¿Cuándo entró la educación de México al siglo XXI? Podemos diferir sobre el evento y la fecha especifica que marca un punto de inflexión. Puede ser desde 1992 hasta el 2007 y  la firma de la Alianza por la Ca
lidad Educativa, o  incluso, todavía está en un futuro indefinido, pero en el ciclo escolar 2011-2012, por primera en el país, quedaron aprobados los desempeños de los alumnos de los niveles de primaria y secundaria en habilidades digitales.

En el análisis el programa Habilidades Digitales para Todos (HDT),

 impulsado por la  Secretaría de Educación Pública (SEP) a través la Subsecretaria de Educación Básica, se convierte en una norma pedagógica obligatoria –con validez nacional e internacional- para todo la República. Se trata, desde esa perspectiva, de una iniciativa  para transformar la educación acorde a las exigencias, retos y oportunidades que implica el siglo XXI.

Hay varios elementos para reflexionar en ello: la certificación docente en HDT representa uno de los medios principales para la consolidación de esta estrategia. En gran medida porque corresponde a un  programa que integra herramientas, servicios y capacitación a las aulas y escuelas de educación básica públicas y el uso efectivo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

La Subsecretaria de Educación Básica estima que cerca de 24 estados de la República ha avanzado en la construcción de las redes digitales  multipropósito (maestros formados y certificados, portales interactivos, software estructurados, planes de clase, componentes tecnológicos diversos, interacción y conectividad a enlaces de alto desempeño) de la educación básica que cubrirán en promedio 47 por ciento de los  planteles escolares. Y en el 80 por ciento de las secundarias en territorio nacional habrá, por lo menos, un aula telemática por plantel.

INNOVACION TECNOLÓGICA

La experiencia, sustentada en estudios e investigaciones realizados por organismos multilaterales como la ONU, establece que la carencia de una política de tecnologías de la información y la comunicación en la escuela pública, acentúa la desigualdad y equidad entre los países y las personas. La tecnología, de esa manera, se inserta en la escuela y hace necesario convertir al docente en un facilitador de este proceso, asumiendo el papel de mediador  que interactúa con sus alumnos.

La norma o el estándar  de HDT validará dos niveles: uno, que los docentes se inicien en el uso de las TIC; dos: que a través de esos conocimientos mejoren los entornos de aprendizaje mediante el uso y manejo de las herramientas de productividad y comunicación. Los niveles de certificación docente están alineados a los estándares de la Sociedad Internacional para la Tecnología en Educación (ISTE, por sus siglas en inglés) y la UNESCO.

La inserción de las Tic en la educación ha abierto grandes posibilidades para mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje. La pregunta es ¿Qué requieren los maestros para avanzar en esa dirección? Los maestros deben de contar con los recursos, la plataforma didáctica-tecnología, la formación necesaria para usar la tecnología en su labor de instrucción y, desde luego, un plan que dé paso a la implementación de un programa que permita alcanzar tales objetivos, inclusive, un cambio de organización de los centros escolares.

A lo largo de los últimos años, se  han instrumentado varias iniciativas para insertar la tecnología en los salones de clase de los centros escolares de educación básica del país: Red Escolar, Edusat, la Telesecundaria hasta el 2010, y Enciclomedia, un programa que introdujo de lleno la tecnología digital, cuyos resultados a la fecha se encuentran en el centro de una controversia pública.

EL GASTO DE  ENCICLOMEDIA

Hay que partir del hecho de que  Enciclomedia fue suspendido de manera abrupta, y sin explicación, en la mitad del sexenio  de Felipe Calderón. Enciclomedia dotó de  un equipo para las aulas de escuelas públicas, con pizarrón electrónico, computadora, equipo de audio y muebles  multifuncionales. Y se presentó como una herramienta informática para facilitar el uso de las nuevas tecnologías en los salones de clases.

Arrancó el 13 de agosto de 2004 en el ciclo escolar 2004-2005, y se instaló en más de 21 mil aulas de 7 mil 211 centros escolares, con una población estudiantil beneficiada de 685 mil 711 alumnos, de los cuales 670 mil 062correspondían a primaria general y 15 mil 649 a primaria indígena, con un costo de 23 mil 498 millones de pesos —a pagar en cinco años— por la instalación de casi 125 mil equipos multimedia en salones de quinto y sexto grado.

En su segunda fase, en los ciclos escolares 2005-2006 y 2006-2007, alcanzó más de 152 mil equipos en escuelas públicas, bibliotecas y centros de maestros. Sin embargo, con el inicio del actual gobierno el ritmo de su expansión y cobertura se redujo inicialmente para después, a partir de decisiones tomadas por la SEP, detener su implementación en secundaria, originalmente programada en el 2007.

Varias de las preguntas que provoca la cancelación de tajo del programa Enciclomedia ya se han hecho en diversos espacios (incluido aquí, La Crónica 15 y 22 de junio, y16 de noviembre de 2009). En algunos casos, por parte de los diputados que lo investigaron desde un principio; en otros, por los especialistas que, o bien lo consideran un avance pedagógico que debe impulsarse o, al contrario, por aquellos que se oponen a Enciclomedia al estimar que no es el mejor método para introducir la tecnología educativa a la escuela.

La mayoría de los cuestionamientos los ha documentado la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y los conoce bien el órgano interno de control de la SEP. Todas constan en un amplio expediente sobre las decisiones que se tomaron entre el 2007 y el 3 de abril de este año (el día anterior a la renuncia de Josefina Vázquez Mota a la titularidad de la SEP) por parte de los funcionarios responsables.

Una parte importante de la información se encuentra en el Informe del Resultado de la Revisión y Fiscalización Superior de la Cuenta Pública, 2007; Sector Educativo, tomo V, volumen 2. En el destacan una serie de “promociones de responsabilidad sancionatoria”, resultado de la auditoría realizada a la Oficialía Mayor y a las Direcciones Generales de Administración Presupuestal y Recursos Financieros, y de Tecnología de la Información.

A reserva de las responsabilidades personales que implican, la historia que describen tiene que ver con las acciones y omisiones en las que incurrieron distintas áreas de la SEP  para invertir, cancelar y gastar en un programa que ya no es viable. Y ahora, a pesar de las anteriores irregularidades, nuevamente nos sorprende la SEP, anunciando que ha decidido invertir  en la extensión de contratos de Enciclomedia con un costo de 5 mil millones de pesos, a pesar de que el programa ya fue declarado como liquidado.

LAOPCION  HDT

Mientras la SEP gasta  en  Enciclomedia, HDT, un programa tecnológico novedoso,  inscrito en el Programa Sectorial de Educación 2007-2012 avanza bajo la observación de diferentes sectores. En 2007,  se realizó una prueba del proyecto de  aula telemática (computadora para el maestro, proyector, pizarrón electrónico, conectividad en banda ancha) en 17 escuelas secundarias.  En una segunda  faceta,  cuando se ampliaron las aulas telemáticas a  200 secundarias en el ciclo escolar2008-2009, el Consejo Nacional de Autoridades Educativas (Conaedu) acordó impulsar el  modelo integral del uso de las tecnologías que incluyera objetos de aprendizaje multimedia, equipamiento, conectividad, acompañamiento y redes de aprendizaje, en el marco de HDT.

Hoy en día, el Conaedu forma parte de la “Mesa de Trabajo sobre el uso de las TIC en la Educación Básica”, donde  analizan los avances en la transición de Enciclomedia a Habilidades Digitales para Todos. Y un equipo de expertos de la Universidad de Colima, el IPN y el CINVESTAV revisará las bases de la licitación para equipar150 mil salones de quinto y sexto grados con pizarrón electrónico, computadora, impresora, proyector y mesa de cómputo, que tendrá a organizaciones civiles observando el proceso de adjudicación, entre ellas Transparencia Mexicana y la Fundación Únete.

En el ciclo escolar 2010-2011,  la Subsecretaría de Educación Básica dio luz verde a HDT. Se estableció un protocolo para transitar  de las aulas de Enciclomedia al de HDT, es decir,  conexión de banda ancha paratodas las escuelas. De Enciclomedia se está retomando  el equipamiento para hacer laboratorios de cómputo de primero a tercero, y se reequipará con esos equipos las aulas de cuarto año de las primarias públicas del país.

HDT quizá sea la iniciativa más ambiciosa en los últimos 40años en materia educativa. Este sería el legado de la administración calderonista en materia educativa. La siguiente administración contaría con una plataforma didáctica-tecnológica y una plantilla de profesores certificados. Para mantenerla será necesario contar, en primer lugar, con los consensos necesarios entre el Ejecutivo Federal, el Poder Legislativo y los gobiernos de las entidades federativas,  a efecto de establecer un modelo de inversión pública de largo alcance que garantice que la suma de estos procesos cualitativos y las metas cuantitativas (cualidades, habilidades y rasgos que los estudiantes deben conseguir) vayan consolidándose en los años venideros.

DEFINICION ESTRATEGICA

En la actual  coyuntura, el gobierno del Presidente Felipe Calderón tendrá que tomar una decisión con consecuencias presupuestales, administrativas, legales y, fundamentalmente, educativas. Se invierte en un programa que ya fue declarado obsoleto (Enciclomedia) o se invierte en una plataforma tecnológica para el futuro (HDT) que goza actualmente del consenso entre especialistas de  los estados de la República (en la Conaedu y en la academia). En otras palabras, ¿se avanzará hacia el pasado o hacia el futuro?

Fuente: http://e-consulta.com/portal/index.php?option=com_k2&view=item&id=16550:%C2%BFpasado-o-futuro?-entre-enciclomedia-y-hdt&Itemid=334

Pin It on Pinterest

Share This