Un adolescente griego, premiado por un invento que ideó para su abuela

Jári Ioanu es un estudiante griego que se prepara para empezar la Universidad con 18 años. Dentro de pocos días estará en Estados Unidos, para la final del concurso Google Science Fair 2013 parajóvenes científicos con su proyecto “un guante exoesquelético metálico” que ayuda, apoya y mejora el movimiento de la palma humana para ayudar a personas que padecen discapacidad en las manos . El año pasado consiguió ya dos premios, uno nacional y otro europeo, por este mismo proyecto que había diseñado en la asignatura de Tecnología durante su ultimo año de colegio.

“Cuando tenía 15 años vi cómo mi abuela no podía coger el mando de la televisión, porque tenía problemas de movilidad en sus manos y el mando se le caía”.

Un adolescente griego, premiado por un invento que ideó para su abuela

Jári (el diminutivo de Jarálambos, su nombre de pila) diseñó en el taller de su casa un guante especial. “Gracias al apoyo de mis padres y en el taller de mi casa conseguí crear este prototipo que costó 380 euros”. Una vez puesto,”y después de haberse colocado los sensores de presión de forma adecuada, el guante será capaz de detectar los estímulos cinéticos del usuario que luego se amplificará con el uso de servomotores”. Añade: “Pesa solo 350 gramos y mejorará la calidad de vida de quien lo utilice”.

Premios y ofertas

Su profesor y tutor, Periklís Bakoyorgos, confirma a ABC que es un chico que aunque disléxico, sacaba magníficas notas y fue él mismo quién le animó a presentarse el año pasado, con 17 años, al Concurso Panhelénico de Jóvenes Científicos, donde obtuvo el primer premio. “Después, todo siguió su camino”, afirma. Gracias a este premio, el comité científico del Ministerio de Educación presentó su proyecto al XXIV Concurso Europeo para Nuevos Científicos que tuvo lugar en Bratislava.

El chico, aunque es disléxico, saca unas notas magníficas

Ahí ganó uno de los primeros premios, en la categoría de Mecánica y 3.000 euros también, siendo el segundo participante más joven entre más de 130. Y de ahí fue elegido para participar en el concurso de jóvenes científicos organizado por Google. Y Jári, que quiere ser ingeniero, se ha visto con la posibilidad de irse a estudiar con una beca al reconocido Imperial College de Londres, aunque lo que él realmente quería era entrar en la Universidad Politécnica de Atenas, la mejor de Grecia.“Y lo ha conseguido”, cuenta con orgullo el profesor Bakoyorgos, ya que la Selectividad griega es durísima.

Ahora Jári no piensa solo en la Universidad, sino en su viaje a Estados Unidos. Estará en la sede de Google en Montain View, en Santa Clara (California) el día 22 de este mes entre los 15 finalistas del concurso Google Science Fair 2013, donde presentará en persona su guante metálico. Lo cuenta él mismo para Google en este vídeo de YouTube, donde su mensaje es que hay que tener curiosidad para comprender cómo funcionan las cosas y a lo mejor se podrán solucionar con eficacia y sencillez. Seguro que ya ha mejorado la vida de su abuela.

Los premios son importantes y un reconocimiento para este chico al que le gustaba desmontar todos sus juguetes desde pequeño y que estudió con dificultades al ser disléxico. Pero ahora lo tiene muy claro: cuando esté en California en la final “mi único objetivo es apoyar a mi país y demostrar que la nueva generación puede cambiar el mundo, aunque sólo sea con una idea”. Y quiere que el guante, que ya interesa a varias compañías, tenga un coste reducido para que pueda ayudar en la vida diaria a muchas personas.

Fuente:http://www.abc.es/sociedad/20130909/abci-adolescente-griego-premiado-abuela-201309061306.html

www.Maestro21.org